• Alfredo Vasquez

Como Afrontar un Embargo Salarial

El embargo salarial es el proceso legal mediante el que un acreedor solicita a la corte que requiera que un empleador retenga los salarios con el propósito de pagar una deuda. Para iniciar el embargo, el acreedor debe haber obtenido una orden judicial requiriendo el pago de una deuda.


Muchas personas descubren que un antiguo acreedor entabló una demanda contra ellos al recibir cheques de pago incompletos. Un embargo salarial puede resultar abrumador y confuso para muchas personas que no saben que pasos deben tomar para deshacerse del embargo.


Es de vital importancia conocer sus derechos y las protecciones que tiene a su disposición. Por ejemplo, si esta es la primera deuda por la que se embarga su salario, su empleador no puede despedirlo debido al embargo.


Existen recursos legales para afrontar el embargo salarial, aunque estos varían ampliamente según el contexto de cada caso.

Los factores claves para afrontar un embargo salarial incluyen:


1) Validez de la orden judicial: Una forma de detener el embargo salarial es invalidando la orden que dio paso al embargo. Las razones por las que la una orden puede ser invalidada incluyen cuestiones jurisdiccionales, errores en la forma de notificación, o fraude perpetuado en el tribunal, lo que significa que el acreedor engañó intencionalmente al tribunal en cualquier etapa del proceso.


2) Ser miembro de las fuerzas armadas: Ciertas protecciones aplican para los miembros de las fuerzas armadas que estaban en servicio activo cuando la orden judicial fue emitida.


3) Pactar con el acreedor: Un acuerdo con el acreedor puede detener el embargo salarial. Un abogado de experiencia puede ayudarlo a pactar un plan de pago con el acreedor para evitar futuros embargos.


Un embargo no lo ayudará a pagar la deuda. Debido a que los embargos salariales en Virginia duran 180 días, es probable que un acreedor inicie un embargo cada seis meses. El acreedor le pasará el costo de cada embargo. Además, su empleador puede cobrarle una tarifa por procesar cada embargo.


Como siempre, nuestro consejo es que se comunique con un abogado con licencia lo antes posible para discutir su situación particular y ayudarlo a sacar a su empleador de los asuntos financieros.


Este artículo fue escrito para fines informativos y no debe ser considerado asesoria legal. Nuestros servicios requieren un contrato de representación firmado por el cliente y el abogado.


10 views0 comments